Porsche Active Suspension Management (PASM)

0
1416

Este es uno de los extras en el que sin duda vale la pena invertir. El reglaje electrónico del sistema de amortiguadores, PASM regula de forma activa y continua la dureza de la amortiguación en función del estado de la carretera y del estilo de conducción. Además, la altura de la carrocería desciende 10 mm.

El reglaje PASM tiene 2 ajustes que puede controlar mediante una tecla en la consola central: en la modalidad normal, la amortiguación es confortable pero deportiva, en la modalidad deportiva, la amortiguación es mucho más dura.

Unos sensores registran los movimientos de la carrocería, como los que se producen al acelerar con fuerza o frenar bruscamente, o al circular sobre terrenos irregulares. La unidad de control calcula a partir de ahí el actual estado de circulación y regula la dureza de la amortiguación en función de la modalidad seleccionada.